Un poco de Historia, las escuelas de Padres

A principios del sXX, la sociedad preocupada por las condiciones de la infancia, asume la educación como un aspecto formativo sumamente importante para los escolares, orientándoles a la coordinación permanente entre escuelas y familias.

Surgen simultáneamente en  Francia y Estados Unidos las primeras Escuelas de Padres.

En París, fue Madame Vérine la que creó la primera escuela de padres, usando como emblema “UNIRSE, INSTRUIRSE Y SERVIR”.

La Escuela de padres se forma entre la interacción de distintas personas interesadas en la educación de la infancia, los padres, los educadores y Madame Vérine.

El objetivo principal de la Escuela, es dar instrumentos a los padres de los escolares para que la tarea educativa sea más fácil. Es por esto que las personas que realizan la actividad de formar son propios miembros del grupo, que tienen los conocimientos, y que  deciden compartir los mismos  con otros miembros , porque les van a ser útiles a los demás.

El grupo que forma la Escuela de Padres,  debe obtener un conocimiento gratificante de esta formación, por lo tanto, cada escuela de padres, es distinta, y debe estar orientada a satisfacer sus propias necesidades, es fundamental que primeramente se haga un diagnóstico de la realidad social  que tiene el grupo, de las necesidades expresadas por los padres y familias que integran el grupo.

Se debe escuchar a una muestra de cada uno de los colectivos que integran la totalidad del grupo, desde los escolares, padres y educadores. A partir de las inquietudes, problemas planteados o diversas situaciones que cada uno vive, el equipo de trabajo establecerá  las pautas de actuación para dar soluciones al grupo social.

No es posible establecer las actividades necesarias, o dinámicas, sin antes conocer a qué queremos dar una respuesta, o cual es la mayor preocupación del grupo.

Objetivos

ConcíliateCuidando, tiene como objetivo principal:

Facilitar a la Familia, a los Educadores y Cuidadores, los recursos necesarios para que puedan conciliar su vida tanto individual, familiar y laboral en un ambiente sano, y de crecimiento personal.

Desde este Objetivo Principal, se establece una Filosofía de trabajo, donde el Grupo es el que marca el ritmo en función de cada una de sus necesidades, tanto individuales como colectivas.

El grupo está formado por miembros heterogéneos, y cada uno es único, y tiene sus propios conocimientos y punto de partida. Cada miembro debe sentirse respetado dentro del grupo.

Nuestra Filosofía es  trabajar para que la Familia se sienta competente, explote sus recursos bloqueados y aprendan nuevas herramientas y habilidades para ejercer su función.

Nos dirigimos a Familias que buscan cambios o mejoras y confían en sus capacidades.

La formación que demos al grupo le brinda el conocimiento para poder llevar a cabo de una manera más fácil la tarea de cuidar y educar a sus seres queridos.

Formamos desde el Respeto, cuidando los sentimientos y emociones de cada uno, desde el “Tenemos derecho a sentirnos así”.

Para llevar a cabo la creación de la  Escuela de Padres y Madres, se utilizará la Metodología Social de Intervención Comunitaria.

Etapas en la Intervención

Para lograr el objetivo de Crear una Escuela de Padres y Madres con Éxito, debemos satisfacer las necesidades expresadas por el Grupo. Es necesario Conocer la Realidad desde la que partimos.

Debemos hacer Partícipes a la Población a la que nos dirigimos.

Por tanto, debemos utilizar la AUDICIÓN, este es un método de escucha activa de todos los miembros.

En base a la Audición realizada a una muestra de los miembros integrantes del grupo, se elaborará un diagnóstico de la Realidad.

Se devolverá a todos los miembros esta información, para que sean conocedores de las necesidades existentes en su comunidad.

En base al diagnóstico se programarán actividades para poder dar soluciones a los problemas sociales que la población ha planteado.

Como ejemplo destacamos en el proyecto distintas actividades que se podrán desarrollar.

Teniendo en cuenta que se desconoce la realidad de las necesidades del grupo.

Se elaborará una Evaluación Final, sobre la influencia que han tenido las actividades llevadas a cabo por la Escuela de Padres y Madres en la comunidad.

Obteniendo así unos datos generales sobre la funcionalidad de la misma.

Esta evaluación se debe hacer llegar a todos los miembros integrantes del grupo.